Espigas… mala hierba.

Y después de tantas lluvias… empieza a salir el sol, empezamos a salir mucho más con nuestros perros por la montaña, el campo… o incluso a un parque al lado de casa, con el buen tiempo y tras las lluvias tenemos estos sitios verdes infectados de espigas, su forma anatómica es acabada en punta y es perfecta para acabar clavada en alguno de nuestros perros.

Como siempre decimos, el mejor remedio es una buena prevención, pero a veces es imposible movernos con nuestros perros por sitios donde no haya espigas, por lo que te damos algunas recomendaciones.

perro y espiga

Si la espiga se queda clavada en una parte visible y no está profundamente metida, con cuidado podemos retirarla nosotros mismos, siempre y cuando nos aseguremos que no se ha quedado dentro de nuestro perro, en caso de eso, si es factible se puede retirar con una pinza, lavaremos y desinfectaremos bien la zona y vigilaremos que nuestro perro no se lama de manera continuada, de ser asi, iremos al veterinario para que termine de examinarlo.

Los ojos, la nariz o los oídos son de los sitios más comunes que se alojan las espigas, en caso que esta se haya alojado en alguno de estos orificios debemos acudir de manera inmediata al veterinario y nunca extraeremos nosotros.

En los ojos se suele alojar en la parte posterior del párpado, lo cual produce inflamación y dolor, es una zona delicada que puede dañar la cornea de nuestro perro pudiendo el incluso llega a perder el ojo sino se actúa de manera inmediata

Cuando es la nariz la parte afectada observaremos estornudos continuos, incluso nuestro perro se frotara de manera continuada con las patas el hocico, a veces puede producir sangrado, si tras estornudos la espiga no es expulsada debemos acudir al veterinario lo antes posible

.

espiga oreja.jpg
Extracción de una espiga en la oreja de un perro

Los perros que presentan orejas largas y caídas tienen mayor riesgo que las espigas se alojen aquí, nunca debemos intentar extraerla por nosotros mismos ya que podemos dañar seriamente este órgano a nuestros perros, es de vital importancia acudir al veterinario ya que la espiga podría llegar a introducirse y atravesar el tímpano, dañando aún más a nuestro amigo.

Estos son los lugares más habituales donde las espigas se alojan en nuestros perros, pero es recomendable tras los paseos hacer un reconocimiento al animal, con el fin de asegurarnos que no se ha llevado a casa ninguna mala hierba.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s