¿Que es?

La educación canina en positivo no deja de ser otra cosa que una relación con nuestros perros basada en confianza, en cariño y en respeto.

En nuestra metodología de trabajo no existe el castigo en ninguna de sus formas, pero tampoco consiste en dar “chuches” a nuestros perros de manera continuada  cada vez que hagan una cosa bien.

Para comunicarnos con ellos, hay que saber entenderlos, ¿y como lo hacemos? Pues de muchas maneras, señales de calma, posturas corporales, premios, caricias y juegos que nos ayudaran a crear o reforzar un vinculo mucho más bonito y duradero con nuestros perros. Les vamos a enseñar a pensar, les vamos a dejar decidir, y les vamos a decir cuando las cosas están bien, pero también cuando están mal, simplemente que de manera diferente.

“Las leyes del aprendizaje animal indican que: Una conducta reforzada positivamente tiende a repetirse, mientras que una conducta no reforzar tiende a extinguirse”

paciencia-carino-y-respeto-3

Ultimamente son muchos los educadores caninos, y no todos los que dicen trabajar en positivo lo hacen realmente, si bien es cierto que puede se haya convertido en una moda siempre has de tener en cuenta como consejo:

“Nunca dejes a tu perro en manos de un educador canino sin estar delante para trabajar con ellos, el trabajo de un educador canino además de determinar el origen del problema, y trabajarlo, es transmitirte, a ti, como propietario los conocimientos y las pautas de trabajo para seguir haciéndolo de manera correcta con tu perro,  por ello siempre debes estar delante en las sesiones de trabajo y en el entorno del animal”

“Nunca permitas que un educador canino utilice herramientas de trabajo que puedan hacer daño a tu perro, tales como collares de ahogo, de pincho o castigo, collares eléctricos, nunca permitas tirones, ni gritos, ni golpes ni castigos”

paciencia-carino-y-respeto-2

La educación canina en positivo está basada en la paciencia, el cariño y el respeto hacia nuestros perros